Páginas vistas en total

Sígueme vía email

PASABA

Bienvenidos


viernes, 20 de mayo de 2011

El mecanismo neuronal subyacente a la inteligencia creativa


La inteligencia creativa, como todo proceso, tiene un mecanismo neuronal subyacente, que funciona de manera coordinada e integral con las emociones. 

Dicho mecanismo opera a partir de un proceso  liderado por el sistema límbico parasitario y consiste en la generación espontánea y progresiva de estados confusionales, dinámicos y para-estructurales en cada núcleo neuronal. Estos estados, que surgen principalmente en las células del centro especular de la cavidad anteroposterior cerebrovascular, comienza a expandirse de manera asimetrica hacia los núcleos próximos, a partir de la inoculación periférica de una sustancia andrógina y triangulo-tubular que se transmite del centro hacia las dendritas. Éstas son excitadas de manera inespecífica, generándose en ellas una especie de alteración genital periférica, que las lleva a, en palabras simples, a aproximarse, tocar y "freutarse" de manera poco decorosa con otras neuronas de áreas periféricas a la suya. Estas últimas, a su vez, inevitablemente se ven inmersas en el mismo proceso, generándose una activación eléctrica cada vez mayor, que conlleva la creación de conexiones neuronales inimaginables, hasta alcanzar un punto de total anarquía, en que cada célula se gobierna a sí misma en absoluta desconexión con el ritmo sináptico del resto. 

Finalmente, cuando se alcanza el punto de desequilibrio estable, en que la mente es ya una especie de quilombo, casa de remolienda o como se le quiera llamar, alguna idea novedosa se hará presente y le permitirá a usted dar una respuesta creativa frente a una situación determinada. 

Practique la inteligencia creativa... Le traerá grandes beneficios. Yo soy un buen ejemplo de ello.