Páginas vistas en total

Sígueme vía email

PASABA

Bienvenidos


lunes, 13 de abril de 2015

Top Ten de fotografías que un hombre NO debería subir a Tinder

Publicado en witty.la
Confieso que fui una pionera entre mis amigas. Superé los prejuicios y el qué dirán y me lancé a la aventura de conocer gente a través de esta aplicación. Luego, al ver cómo conocía gente, mis amigas empezaron a entusiasmarse y a instalarlo también. El problema es que entre más citas tienes, más pierdes la esperanza (próximamente un post acerca de aquello).
Hay cosas simpáticas en esta aplicación y otras que no lo son tanto. Las fotos, por ejemplo. Yo no he visto qué tipo de fotos ponen las mujeres, pero entre los hombres es muy común tener en su perfil fotos “matás” de malas (como dice una amiga), otras raras y algunas simplemente impresentables.
Queridos hombres, con mucho respeto y humildad, aquí va una guía acerca de qué fotos NO poner en su perfil de Tinder, basada en las opiniones recogidas en los académicos foros de conversación sostenidos con mis amigas solteras, regias y que buscan el amor en los tiempos de Tinder. Vamos en orden inverso, hasta llegar al TOP ONE de lo inaceptable.
10. El outdoor, extreme, hiperactivo y aventurero: Son aquellos que sólo suben fotos practicando deportes extremos para que todas se enteren de que tienen una vida increíble. Aparecen andando en moto, haciendo paracaidismo con ojos de loco y la lengua afuera (para acentuar la adrenalina), surfeando, haciendo esquí acuático, etc. A la mayoría de las mujeres nos gustan los hombres deportistas y aventureros, pero si las cinco fotos que suben son de este toque, uno se imagina que son el tipo de persona que no duerme jamás y que pijamear viendo películas es un panorama que jamás podrían considerar… Y uno se agota antes de conocerlos.
9. El viajero around the world: Que sube solamente fotos de viajes exóticos; posando con animales raros, con gente de tribus, monjes y con otros viajeros extremos; en Marrakech, Yemen, el Tíbet, Kuala Lumpur, etc. Uno puede pensar que se trata de un tipo entretenido, pero que difícilmente querrá alguna cosa un poco estable y, si así fuera… ¿Dónde podría uno viajar con él si ya lo conoce todo..?
8. El que hace alarde de su profesión: Suele aparecer con su delantal de médico y el estetoscopio colgando del cuello, o sube fotografías dando conferencias, se toma selfies con colegas con facha de Pepe Cuacuá o sube fotos de sus diplomas. Queridos; con todo el cariño del mundo les cuento que la mayoría de las mujeres no estamos en busca de un proveedor, sino de un partner y que, ese tipo de fotografías dan la sensación de que se trata de alguien muy inseguro o, peor aún, muy narciso.
7. El guatón parrillero y comilón: Son todos aquellos que suben fotos en las que aparecen parrillando con los amigos y cheleando o en cualquier lugar zampándose un sándwich que es más grande que su cara con la boca abierta a punto de romperse la mandíbula y chorreados de mayonesa. A la mayoría de las mujeres también nos gusta comer; pero esas fotos a veces, más que llamativas, son un poco grotescas. A mí, al menos, me recuerdan a Pedro Picapiedra comiéndose un brontosaurio y eso no es sexy ni atractivo.
6. El musculín a torso desnudo: ¡Qué es eeeeeso…! ¿Cómo no imaginarse que ese tipo de hombre va a excitarse más mirándose al espejo que con uno?… ¡Cómo no pensar que quieren ser admirados por su físico trabajado a punta de muchas horas de gimnasio y huecura extrema? ¿Tendrá el susodicho la capacidad de mantener una conversación interesante o es puro worked body? Está muy bien tener un buen six pack en el torso, nadie niega que eso es atractivo; pero fotos así, a menos que sea una muy casual en la playa, no resulta interesante.
5. El minero full carrete: Es aquel ser humano que sube a Tinder sólo fotos de carrete, bailando como enajenado, chupando como orilla de playa, haciendo el africano con el vaso y abrazado de un lote de “minas” con mini-falda, tremendo escote y labios full carnosos. Para ni una mujer es atractivo un tipo que se la pasa curao y abrazando chiquillas con poca ropa… ¿O me equivoco?
4. El filosófico existencial: Tiene entre sus fotos de perfil obras de arte incomprensibles, fotos de murallas con grafittis existencialistas, frases de poetas y a veces, sólo a veces, una foto de él al final en la que sale tan feo, que uno logra comprender el por qué de tanta imagen que no corresponde a él (pido disculpas por lo superficial). Como dicen por ahí “A nadie le falta Dios”, así que a mostrar lo que hay no más chiquillos que ya va a saltar la liebre.
3. El forever young: Es aquel sujeto que aun no asume que ya está cerca de los 40 y sube fotos añejas, medio desteñidas en las que aparece con cara de púber. ¿Qué puede imaginarse uno…?¿Qué lo acompleja su edad o su estado actual..? ¡Asúmanse..! Toda edad tiene su atractivo y a uno mientras va volviéndose mayor también le cambia el gusto. Nadie les cree que tienen esa cara de pollito recién salido del cascarón a los 30 o a los 40.
2. El flaite de la Selfie en el baño: Perdón, pero no hay nada, pero nada más rasca, que una selfie tomada en el baño. Peor aun si es con una mueca que intenta ser “sensual” o “achorada”, haciendo gestos con las manos y/o además, a torso desnudo… Simplemente… Nadie puede…
TOP ONE: El degenerado, asqueroso exhibicionista: Que sube fotos realmente explícitas, en las que aparece en actos que corresponden a la intimidad o muestra porciones de su cuerpo que idealmente uno sólo quiere ver por decisión propia. A esos, simplemente hay que denunciarlos por fotos inapropiadas. Y no hay más vuelta que darle.
BONUS TRACK: El que sube fotos de niños: Obvio que es porque son sus hijos, pero Tinder no es un lugar apropiado para exponerlos… En esos casos, es inevitable pensar que, obviamente quiere que las mujeres sepan que es papá (cosa que podría explicitar con palabras en su reseña) o que intenta demostrarle al mundo femenino que “hace hijos lindos”… Atroz.